Artículos

Envidia

Font:      

Analizando el hombre desde su nacimiento se puede ver cuantas faltas comete desde su existencia. Estas faltas son demasiadas y diferentes. Desgraciadamente, durante la existencia de la comunidad humana estes aspectos negativas nunca se eliminarán.
Quisiera hablar de uno de los defectos – sobre la envidia. Independientemente de la edad, sexo y el status social cada persona tiene en si la envidia, pero en lagunas personas la envidia se revela claramente, en otras no se siente. Hasta las personas que se sienten est sentimiento en si y se confesan, dicen: “Yo me envidio en el sentido bueno, es la envidia blanca”.
Caracterizando el sentimento de envidia, se puede decir que la envidia es el poder energético creado y recogido en el organismo de hombre que se revela en cierto tiempo. ¿Qué es la causa de la creación de tal sentimiento que tiene el poder destructivo? Me parece que, la respuesta es muy simple – la afinidad (se tiene en cuenta la afinidad no corporal, sino la de la vida y material). Cuando dos personas tienen entre si relaciones estrechas, la vida de una parte se sabe para la otra y esto crea una condición para el análisi comparativo. Si la distancia entre la persona que envidia y el objeto de envidia es corto y la reación es estrecha, entonces el sentmiento de envidia será más fuerte.
Dicen que la energía negativa derivada de las miradas, palabras, conducta del hombre envidioso tiene el poder destructivo y se propone unos medios para oponerse a la envidia. De la historia nosotros sabemos que con elpoder de la envidia se han cometido muchos ocupaciones, crimenes crueles y despiadados. Sobre esto se han dicho y escrito muchos palabras, opiniones.
Es interesante que en la sura de Al Falag de Corán se ha escrito versos que muestran claramente el poder de envidia del hombre en la forma sencilla:
Di: "Me refugio en el Señor del alba
del mal que hacen sus criaturas,
del mal de la oscuridad cuando se extiende,
del mal de las que soplan en los nudos,
del mal envidioso cuando envidia".
Analizando esta sura se ve que aquí se habla no sólo del poder de la envidia, sino de cómo se puede escaparse de ella. Aquí el mal del hombre envidioso es igual al del Sol, Luna, de estrellas para el Dios, con otras palabras, se nota que el sentimiento de envidia es poderoso como la energética negativa de aquellos planetas o cuerpos celestes. Cada hombre de mente consciente debe ser lejos de la envidia, en caso contrario no podrá asegurarse del fracaso y pérdidas. Sólo pidiendo la ayuda del Dios y leyendo la sura de Al-Falag el hombre puede defender al mismo y a sus familiares de tal energética negativa, actos males y de avidez.



Leídos: 1704

Comentarios: 0
Escribir sus opiniones sobre este artículo