Artículos

La lucha entre dos mundos

Font:      

El hombre intenta a comprender regularidades del mundo material en que vive. Este momento a veces se hace adecuado o difícil para él. Porque cuando el hombre comprende el mundo del globo terráqueo y el mundo cósmico con sus órganos de la vista y ´sensorios, las leyes semejantes de aquí no trabajan igualmente. Es decir, no se puede aplicar la ley física aplicada en el Globo Terráqueo en cosmos en la misma forma. Del otro lado, el potencial del organismo humano no puede sentir y ver los seres del otro espacio creados por Alá. Estes hechos representan dificultades para perseguir los procesos ocurridos, entender y comprender las leyes de allí por el hombre. Por eso no se puede aprender unas las informaciones científicas en el libro de Al Corán, imaginarlas correctamente y de resultas creer en las escrituras. Pero a pesar de estes momentos todos hombres saben que como resultado de los procesos científicos puestos por Alá el Globo Terráqueo y su alrededor se guarda bajo la vigilancia para que los hombres vivan. Un simple hombre lo siente y ve este momento. La sociedad humana se guarda por Alá. Con motivo de esta situación pongo en atención de vosotros las informaciones más interesantes en los versos 8-10 de sura 72 del libro Al Corán.
“Y:'Hemos palpado el cielo y lo hemos encontrado lleno de guardianes severos y de centellas'”.
“ Y:'Nos sentábamos allí, en sitios apropiados para oír. Pero todo aquél que escucha, al punto encuentra una centella que le acecha'.”
“Y:'No sabemos si se quiere mal a los que están en la tierra o si su Señor quiere dirigirles bien'.”
De estes versos se sabe que se lleva una lucha permanente entre los seres invisibles por la vida confortable, acomodada de los hombres en Tierra, pero nosotros no vemos, ni sentimos, ni sabemos estes momentos. Se puede que exista un límite fino invisible entre los que viven en Tierra y en Cosmos que ésto no permite ver a estes seres encargados por la misión como guardar nuestro universo de desastre y del Mal. De otra manera, podría difícil vivir y desarollarse para los hombres. Supongo que, gracias a este momento la humanidad se perfecciona gradualmente.
Nosotros tenemos que agradecer siempre a Alá y debemos pedir perdón por nuestros conductas brutas, indecorosas. Para esto no es necesario realizar la Namaz, rezar. En la vida cotidiana expresando nuestras gracias a Alá, mostramos nuestra cultura. Que nos proteje Alá a todos. !Amén!



Leídos: 1145

Comentarios: 0
Escribir sus opiniones sobre este artículo