Prosa

Mentira

Font:      

Ayer estuvo borracho uno de mis familiares. Se había presentado aunque desconocíamos el lugar donde se llenó de bebidas. Se había expandido en un sillón de tal manera que todo el mundo pertenecía a él. De repente recordó algo y cogió el tubo. Así que los de la casa oyeron su conversación. Todos miraron atónitos.
–¿Encontraste un tesoro? – preguntó mamá.
- ¿No, qué tesoro? – sonrió avispadamente mi familiar.
- ¿Y entonces por qué andas tan alto?
- Larga historia...
Volvió a agarrar el teléfono. Pensé que le pasaron cosas extraordinarias sobre el hombre del que hablaron. Esta vez no pudo resistir mi mamá y dijo:
– A ver, ¿qué pasa?
– Sabes creé una mentira para tomar el pelo a un conocido el mes pasado. Se lo conté a todos los cuates que encontré a mi paso. Y hoy me llegó esta “noticia”. Casi lo iba a creer yo mismo. Curioso, no?
Mi mamá no contestó y se levantó bruscamente, pasó a otra habitación. Otros le siguieron. Y yo estaba mirando a mi familiar que estaba tan feliz.



Leídos: 708

Comentarios: 0
Escribir sus opiniones sobre este artículo